El valor de la energía solar

 

En el campamento de refugiados de Al Azraq, en Jordania, 33 inversores Sunny Tripower 60 hacen posible suministrar electricidad a unos 20.000 refugiados sirios. Los inversores solares han sido proporcionados por la compañía especialista en tecnología de sistemas fotovoltaicos SMA, actuales subministradores de GRUPO JAB.

El proyecto de 2 MW ha estado en funcionamiento en el desierto jordano desde mayo, proporcionando a los habitantes del campamento -que antes solo tenían acceso intermitente a la electricidad- un suministro de energía fiable. El proyecto fotovoltaico fue iniciado y ejecutado por el Organismo de las Naciones Unidas para los Refugiados, ACNUR, y financiado íntegramente por la campaña “Vidas más brillantes para los refugiados” (“Brighter Lives for Refugees”) de la Fundación IKEA, , que recaudó un total 30,8 millones de euros para proyectos de ACNUR. La planta solar, que ha costado 8,75 millones de euros.

Al Azraq es el primer campo de refugiados del mundo con electricidad suministrada por energía solar. Esto ha representado un ahorro de dinero para ACNUR, el cual puede utilizarse para otros proyectos de ayuda. La energía solar que no se puede utilizar alimenta alimenta la red eléctrica general y se pone a disposición de la población jordana.

“El día de hoy es un hito. Iluminar el campamento no es sólo un logro simbólico. Proporciona un ambiente más seguro para todos los residentes del campo (…) y da a niños la oportunidad de estudiar. Por encima de todo, permite a todos los residentes de los campamentos llevar vidas más dignas”, dijo la comisionada adjunta de ACNUR, Kelly Clements.

El campamento está situado en una zona desértica en el noreste de Jordania, en el que la falta de electricidad ha sido uno de los principales problemas para los refugiados sirios. “Cada familia puede conectar una nevera, un televisor, un ventilador, tener luz dentro del refugio y cargar sus teléfonos, lo cual es esencial para que los refugiados se mantengan en contacto con sus familiares en el extranjero”, concluyó la agencia de la ONU.

En los próximos meses, el promotor jordano de proyectos Mustakbal Clean Technologies ampliará el proyecto fotovoltaico para el suministro de electricidad del campo de refugiados a 5 MW de potencia. Un acuerdo marco también estipula el uso de inversores STP 60-10.

Aquí puedes leer un artículo del ACNUR sobre el campo de refugiados.