¿Sabes cómo ahorrar energía en la oficina?

Cada vez pasamos más tiempo fuera de nuestros hogares y es que, gran parte del día, estamos trabajando en la oficina. Si eres el dueño de una oficina y, por tanto, una empresa, debes saber que una de las principales premisas, para que siempre puedas tener un buen puñado de euros al acabar de mes y que te permitan invertir en más infraestructura o en otras cosas, es el saber ahorrar energía. Si quieres aprender a ahorrar energía en la oficina; a continuación, te vamos a ofrecer una serie de consejos, que no te supondrán ningún tipo de coste para tu negocio.

  • Lo primordial es que conciencias a los empleados y usuarios de la oficina a que ahorren energía. Así, lo mejor es que establezcas unas reglas internas para ahorrar y, sobre todo, debes hacer un seguimiento de que se cumplen.
  • Tras esto, lo mejor es que ajustes la potencia que tienes contratada con la potencia que, en realidad, necesitas, para así no despilfarrar dinero en energía.
  • Una opción que pocas veces se contemplan en la oficina es el acudir al mercado libre para así pedir presupuesto a otras comercializadoras eléctricas, ya que podrías obtener muy buenas condiciones.
  • Y, en el caso de las temperaturas, lo mejor es que establezcas lo que se llaman “temperaturas consigna” y que podrían ser de 21ºC para invierno y 26ºC para verano.

Si estas medidas resultan poco útiles y necesitas profundizar más en el ahorro de energía, también hay otra serie de medidas (que sí que tienen algún coste) con las que el ahorro de energía será totalmente posible; son las siguientes:

  • Cambia el sistema de climatización a uno más eficiente.
  • Mejora los aislamientos, ya que es una de las formas en las que más energía se derrocha.