Nuevo Vademécum de ENDESA, protección contra rayos y sobretensiones

Endesa ha publicado recientemente su nueva Guía Vademécum para instalaciones de enlace de Baja

Tensión con la obligación de incluir protección contra rayos y sobretensiones en la centralización

de contadores y en todos los cuadros de mando y protección.

Cuadros de mando y protección

Entre otras novedades contempla específicamente la consideración de los equipos de protección contra sobretensiones transitorias y permanentes como elementos integrantes de los cuadros generales de mando y protección y deberán incluirse obligatoriamente en los mismos. (Ver página 79 del Vademécum).

DEHN presenta una familia de productos especialmente diseñados para dar respuesta a esta nueva necesidad: la protección TOTAL contra sobretensiones permanentes y transitorias. Se trata de un equipo premontado y precableado que incluye protección contra sobretensiones transitorias (SPD), protección contra sobretensiones permanentes (POP) e interruptor automático (MCB).
Una solución ideal: mucha protección en muy poco espacio.

Centralización de contadores

Entre otras novedades contempla específicamente la instalación de módulos de protección que incluyan descargadores de rayos y sobretensiones Tipo 1 + Tipo 2 en la centralización de contadores. (Ver páginas 55 y 61 del Vademécum).

La seguridad es algo muy serio. Por tanto, hemos de ser muy rigurosos a la hora de elegir en qué equipos vamos a hacer descansar la responsabilidad que representa aportar una protección adecuada, segura y eficaz para las personas, instalaciones y equipos. Por tanto, es fundamental, utilizar protecciones que, como mínimo, cumplan los requisitos específicamente exigidos por la norma y que hacen referencia a aspectos esenciales de la protección:

Corriente de impulso de descarga (onda 10/350) Iimp: 25 kA L-N y 100 kA N-PE.
Nivel de protección Up: ≤ 1,5 kV
Tiempo de respuesta tA: 100 ns
Capacidad de apagado de la corriente consecutiva de red Ifi: 12,5 kAeff
Señalización local/visual de estado: el equipo debe, por sí mismo, ser capaz de indicar su estado operativo. Es una prestación esencial en un elemento de protección.
Compuesto por descargadores de gas o vías de chispas (spark-gap) descartando cualquier otro elemento como los varistores ya que éstos ponen en peligro la coordinación energética de los equipos.

DEHN dispone de soluciones que cumplen sobradamente estos requisitos mínimos exigidos por ENDESA.
Pueden encontrar toda la información en el Extracto de la Guía Vademécum.