La DEUTSCHE POST se lanza a fabricar furgonetas eléctricas

 

La DEUTSCHE POST alemana, el equivalente a CORREOS en España, ha pasado de ser una empresa dedicada a las actividades postales y a la paquetería a ser también un fabricante de vehículos eléctricos.

DEUTSCHE POST se vio “forzada” a fabricar sus propios vehículos cuando decidió, en el marco de una iniciativa GoGreen para reducir las emisiones de CO2,  que tenía que sustituir su flota de vehículos diesel por vehículos eléctricos.

Para el reparto de pequeña paquetería buscó en el mercado y no encontró nada que se ajustase a sus necesidades y se lanzó a fabricarlos ella misma.

En 2014 compró una pequeña start-up alemana,  StreetScooter GmbH, que estaba empezando a trabajar a muy pequeña escala con una pequeña furgoneta 100% eléctrica que se ajustaba perfectamente a sus necesidades.

En Abril 2014, la StreetScooter GmbH estaba fabricando a un ritmo de 200 vehículos al año y en Abril 2016 ya habían llegado a 2.000 unidades al año.

Con esta iniciativa, DEUTSCHE POST no solo consiguió un vehículo perfectamente adecuado, sino que también consiguió rellenar un hueco que había en el mercado y que a fecha de hoy nadie más ha sabido cubrir.

Se estima un crecimiento potencial de 100.000 unidades al año pues la producción de estos vehículos no solo sustituirá la flota de la DEUTSCHE POST sino que también servirá a otros clientes potenciales.

Parece que esta aventura empresarial de la DEUTSCHE POST no ha gustado mucho en Volkswagen.