Grupo Jab con la Asociación Aragonesa contra la Fibrosis quística

Las distintas empresas del grupo JAB han puesto en marcha una doble iniciativa con la que se ha incentivado la utilización entre sus clientes de la factura electrónica y a la vez se ha colaborado con la Asociación Aragonesa contra la Fibrosis Quística.

En medio de la crisis provocada por la COVID-19, con la dificultad de realizar trabajos presenciales y el riesgo que suponía el tener que manipular grandes cantidades de materiales como el papel, las empresas de JAB intentaron fomentar entre sus clientes el uso de la factura electrónica.

Este servicio que permite a nuestros clientes poder recibir las facturas de forma más rápida, cuenta con el principal beneficio de proteger el medio ambiente, reduciendo considerablemente el consumo de papel. La propuesta fue muy bien recibida por parte de nuestros clientes y correspondiendo con su aceptación y generosidad, JAB decidió lanzar una campaña en la que por cada cliente que decidiera continuar con este servicio, una vez pasadas las semanas más duras del estado de alarma, se comprometía a donar 5 euros a la Asociación Aragonesa contra la Fibrosis Quística.

La fibrosis quística es una enfermedad crónica, hereditaria y degenerativa que afecta principalmente al aparato digestivo y a los pulmones, por lo que con la actual crisis sanitaria la situación de los pacientes de esta enfermedad se ha visto fuertemente afectada, sufriendo un riesgo mayor de padecer complicaciones.

Si quieres obtener más información acerca de la enfermedad puedes acceder desde https://fqaragon.org/ a la web de la asociación.

¡¡Finalmente y gracias a los 353 clientes que han apostado por la solidaridad, el grupo JAB ha donado 1.765 euros!!¡¡

Una y 353 veces más… GRACIAS!!