Cómo hacer para ahorrar veinte millones de barriles de petróleo al año

La Asociación Española de Valorización Energética de la Biomasa (Avebiom) ha presentado un decálogo de propuestas para que se lleve a cabo en la nueva legislatura. Afirman que “si se cumpliera y aprovecháramos nuestros recursos madereros hasta los 26 millones de metros cúbicos anuales, España necesitaría veinte millones de barriles de petróleo menos cada año”. El decálogo, entre otras cuestiones, pide IVA e IBI reducidos, impuestos a las emisiones de CO2, más biomasa eléctrica en el régimen especial y “convertir las políticas energéticas de España en políticas de Estado”.

 

Javier Díaz, presidente de Avebiom, expresa su “confianza en las posibilidades que se abren ante una nueva legislatura en la que, tanto el sector, como nuestra asociación deseamos encontrar un gobierno realmente sensible a las demandas de los profesionales de la biomasa”. Por este motivo, Avebiom plantea diez propuestas con las que considera que “se crearían miles de puestos de trabajo cada año y se aligeraría la dependencia energética del exterior, actualmente de más del 70%”.
Avebiom explica que las “medidas planteadas están dirigidas a aumentar la demanda de biocombustibles, que consideramos de capital importancia para conseguir un desarrollo sostenido y sostenible del sector”. Como han hecho en otras ocasiones, inciden en que “solamente aprovechamos unos 16 millones de m3 al año y estos recursos crecen anualmente en torno a los 50 millones de m3”. “Si se cumpliera este decálogo –concluyen–, y aprovecháramos nuestros recursos madereros hasta los 26 millones de m3 anualmente, España necesitaría veinte millones de barriles de petróleo menos cada año”.

De IVA, IBI, tasa al CO2, campañas de televisión y redes de calor

La primera medida del decálogo es aplicar un IVA reducido (10%), en lugar del 21% actual, a los biocombustibles sólidos, como pélets y astillas, y a los equipos de combustión. Similar medida ya se aplica en otros países europeos. Sin salir de los impuestos hace dos propuestas más: facilitar a los municipios la puesta en marcha de rebajas del IBI para viviendas que sustituyan combustibles fósiles por biomasa u otras energías renovables y aplicar un impuesto a las emisiones de CO2 generadas por cualquier tipo de combustible fósil.

Promover campañas en la televisión pública para divulgar las ventajas de la biomasa para uso térmico en los hogares, facilitar el desarrollo de las redes de calor con biomasa en todo tipo de poblaciones y sustituir todas las instalaciones de combustibles fósiles por biocombustibles en los edificios dependientes de la Administración del Estado son otras tres medidas incluidas en el decálogo.

Más biomasa en régimen especial y más presencia en el extranjero

Avebiom también centra sus peticiones en el ámbito normativo. Por un lado, pide cambiar la reglamentación para aumentar la capacidad y volumen de carga de los camiones que transportan biomasa y madera, “para hacer más competitivo a nuestro sector e igualarlo con otros países europeos”, explican. Por otro lado, solicitan ampliar la entrada en el régimen especial de un mínimo de 500 MW eléctricos para movilizar más de cinco millones de toneladas de biomasa residual y así ayudar al sector térmico y a luchar contra los incendios forestales.

La penúltima medida se centra en “mejorar los sistemas de apoyo para la salida al exterior de las empresas del sector de la biomasa”. Avebiom advierte que “encontramos atractivas oportunidades de negocio en países de América Latina (Chile, Colombia, Uruguay, Perú, etc.) que se decantan por empresas de Austria, Alemania e Italia debido a la ayuda que estos países ofrecen a la internacionalización de sus empresas”. Por último, como medida transversal, piden “convertir las políticas energéticas de España en políticas de Estado”, ya que “proporcionaría mucha más estabilidad y seguridad jurídica a todos los sectores relacionados con la energía”.