Algunos consejos básicos para ahorrar energía con tu ordenador

Hoy en día, aunque los ordenadores no son los aparatos más usados por los consumidores en sus hogares, sobre todo, al auge de los smartphones y tablets, cierto es que aún son muchos los que siguen usando su ordenador para poder trabajar o para entretenerse un rato cuando acaba de trabajar. A continuación, te vamos a ofrecer una serie de consejos para que si usas el ordenador con bastante frecuencia, puedas ahorrar algo en tu factura de electricidad.

En los hogares, uno de los aparatos que, normalmente, están encendidos, es el router WiFi y es que, nunca solemos hacer caso de él y, al final acaba encendido durante toda la noche sin que le demos uso alguno. Para ahorrar energía con el uso del router, lo mejor que podrías hacer sería comprar un programador enchufable para que así, el router WiFi sólo esté encendido durante las horas que vayas a usar la conexión a Internet.

El protector de pantalla es también uno de los recursos que más suele gastar en el uso del ordenador. Así, que la mejor opción es que lo desactives para que así la tarjeta gráfica no tenga que trabajar. Además, esto se debe combinar con apagar el monitor si no se está utilizando el ordenador.

Normalmente, los periféricos suelen ser esos grandes olvidados a la hora de ahorrar energía con el uso del ordenador. Por eso, para ahorrar un poco en la factura de la luz, lo ideal es que cuando acabes de utilizar tu ordenador, apagues impresora, altavoces y discos duros externos. Pero, debes apagarlos, no dejarlos en standby, así que un buen truco para no olvidarte de hacerlo sería el usar una regleta con enchufes.

Como ves, estos son unos sencillos trucos que no cuestan trabajo hacer y que harán que ahorres energía y, por tanto, un buen puñado de euros en tu factura de electricidad a lo largo del año.